sábado, 4 de agosto de 2012

Criminología, Criminalística y Seguros


Lic. Edwin Granados Ríos
Autor

Recuerdo cuando iniciaba mis estudios en criminología, en realidad lo hice como una cuestión de oportunidad, sin darme cuenta de la trascendencia e importancia que en el transcurrir del tiempo esta materia tan amplia y excesivamente interesante. Generalmente las personas asocian el tema de la criminología y la investigación criminalista lo relacionan directamente con hechos policiacos y detectivescos, tal como se miran en la TV y bueno también, he topado con quienes solo relacionan la criminología con la morgue, levantar cadáveres y cosas similares. 

Lo cierto es que algunas de estas cosas sí son parte de la criminología y la criminalística, en la TV, se pueden ver actualmente series que tienen una relación directa con ambos temas; sin embargo, he de contarles que es muchísimo más que eso. 

La criminología se fundó gracias a los trabajos de tres sabios italianos: Cesar Lombroso (1835-1909), médico militar de origen judío, creador de la Antropología criminal, quien atribuyó a los delincuentes factores criminológicos según la morfología del cuerpo (aspectos genéticos). Aunque su tesis no tuvo validez científica, su obra El hombre criminal, aparecida en 1876, fue la que gestó las primeras investigaciones en este campo. Continuaron este quehacer Enrico Ferri (1856-1929), profesor de derecho y sociología, psiquiatra italiano, autor de la obra denominada Sociología Criminal, aparecida en 1831 bajo el titulo de Los nuevos horizontes del derecho penal y Rafael Garófalo (1851-1934), magistrado italiano cuya obra Criminología, publicada en 1885, es un célebre texto.

Esta joven ciencia, la criminología, se pude decir, fue certificada desde 1885 por los congresos internacionales de antropología criminal, (término adoptado para rendir homenaje a Lombroso), luego se dieron otros congresos en Roma, París, Bruselas, Ginebra, Amsterdam, Torino y Colonia. Las dificultades no faltaron y la primera Guerra Mundial interrumpió el movimiento criminológico, el cual se planteó a nivel internacional nuevamente hasta pasados 20 años, cuando Benigno di Tulio, otro contribuyente airoso de esta ciencia, creó la Sociedad Internacional de Criminología.

La Segunda Guerra, no detuvo el movimiento criminológico y en América Latina se realizan también congresos en Buenos Aires, Santiago, Río de Janeiro y México. Hoy en día la difusión de la criminología y su desarrollo como ciencia ha trascendido en las distintas instituciones sociales en nuestro Estado actual.

Visión Integral de la Criminología.

La comprensión del fenómeno criminológico es algo naturalmente dinámico que ha venido evolucionando con el aporte de diferentes disciplinas. Todas contribuyen a establecer una sola verdad, ya que la problemática no puede encontrar respuesta sólo desde el paradigma psicológico o sociológico; tampoco desde lo jurídico y mucho menos desde los modelos biologistas como observamos inicialmente. Los conceptos evolucionan, como podemos ver cada día en los diarios y en la prensa en general.
 
Difícilmente cabe afirmar que en la actualidad, a diferencia de los conceptos anteriores, sólo un ser patológico puede atreverse a quebrantar las leyes, cuando la experiencia diaria, la “normalidad” del crimen y las estadísticas, constatan todo lo contrario: cada vez son más los individuos “normales” los que delinquen. 

La criminalidad económica-financiera, (seguros y otros), la de funcionarios de cuello blanco, la de políticos, la juvenil, la de trafico de drogas entre otras, avalan contundentemente esta evidencia.

Como hemos venido mencionando, el problema de la criminalidad es tan complejo que debe intervenirse desde múltiples disciplinas y fundamentalmente, desde ciencias empíricas (la psicología, la sociología) con el irrenunciable complemento de las ciencias normativas, como el derecho.

Definición de Criminología.

A diferencia de otras definiciones convencionales el señor García-Pablos, catedrático en Derecho Penal, propuso una que responde a una imagen moderna de la criminología, en plena sintonía con el saber empírico actual, pero que toma en cuenta al mismo tiempo los orígenes de esta disciplina y la experiencia acumulada.
“una ciencia empírica e interdisciplinaria, que se ocupa del estudio del crimen, de la persona infractora, de la víctima y del control social del comportamiento delictivo; trata de suministrar una información válida y contrastada sobre la génesis, dinámica y variables principales del crimen –contemplando éste como problema individual y como problema social- , así como sobre los programas de prevención eficaz y de las técnicas de intervención positiva en el personaje delincuente.”
 
Esta aproximación al concepto de criminología insinúa ya algunas de las características fundamentales de su método: empirismo e interdisciplinariedad; anticipando el objeto: el análisis del delito, el delincuente, la víctima y el control social y las funciones de aquella: explicar y prevenir el crimen e intervenir en la persona del infractor.

La criminología tiene como objeto, esencialmente, coordinar, comparar, confrontar los resultados obtenidos por diversas ciencias, su objetivo es preparatorio.

Fuentes de la Criminología
.

La criminalidad se presenta de manera muy compleja, por lo que su análisis se hace más fácil si comprendemos que se alimenta de distintas fuentes, tales como el Derecho Penal, La Criminalística, La Penología, La Criminología Sociológica, La Criminología Clínica, La Estadística y otras.

Pues bien, el derecho penal constituye una de las fuentes de la criminología, ya que es a partir de su aplicación como medio de control social, que se pueden estudiar los delitos y los delincuentes. La distinción entre el derecho penal y la criminología consiste en que el primero es una ciencia normativa, que se interesa en las penas y en las normas jurídicas relativas a la penalidad y la segunda, es una ciencia empírica que se inclina sobre el estudio del fenómeno criminal, es decir, sobre los hechos y las personas a las cuales se refieren las normas jurídico-penales.

La criminalística, a menudo, puede ser confundida con la criminología, como me sucedió en lo particular, cuando al iniciar mis estudios en esta carrera observaba el programa de estudios, pero al igual que mi persona, usted sabrá que la criminalística difiere y hoy se asocia más a una ciencia anexa al derecho penal que a la criminología. La criminalística se apoya o busca más el proceder de los hechos y como gravitan alrededor del establecimiento de la materialidad del delito, es decir como ocurrió; propiamente busca las pruebas de la infracción. La criminología se inclina hacia las precauciones contra el ataque del crimen y la criminalística contra el criminal; en razón de ello es más de carácter policial y aquí se incluyen las investigaciones de balística, patología forense, de laboratorios, auditoría forense, arqueología forense, psicología forense, métodos y técnicas de investigación en fraude de seguros, etc.

En cuanto a la penología, es la ciencia de la pena y el estudio de la finalidad que debe cumplir esta; por lo tanto, se preocupa en ser justa con respecto a la aritmética del castigo según el daño ocasionado y a su operatividad social en cuanto a evitar que otros cometan delitos; además, se preocupa por los medios de aplicación más eficaz, por ejemplo, ante un robo simple valora si es conveniente privar de libertad o no.
 
 Respecto a la sociología criminal se orienta en una visión del fenómeno criminal en su conjunto, citamos por ejemplo la delincuencia y su relación con el desempleo, la delincuencia y las condiciones de vida, ubicación geográfica donde se propagan determinados delitos, las diferencias cuantitativas entre sexos, el aislamiento social, entre otros.

Así la criminología clínica y la estadística, son instrumentos de la criminología como fuentes de conocimiento y estudio.1

Los Seguros.

En nuestro contexto, la criminología y la criminalística se vienen aplicando con mayor énfasis, pues es bien sabido que respecto a los seguros la criminalidad ha aumentado y como bien ha sido señalado por conocedores del seguro, el fraude de seguro lamentablemente es inherente al seguro, es decir todas las compañías del mundo se enfrentan a esta problemática.1

1 Lin Ching Céspedez, Ronald 2002, PSICOLOGÍA FORENSE, Principios Fundamentales, Editorial Uned.

Las compañías de seguros en la actualidad observan con preocupación, los delitos de abuso de seguros y como afecta esta situación a la sociedad. Qué mentalidad tiene la sociedad frente al fraude de seguros, se le considera un delincuente a aquel que constituye esa acción como un modus viven di. Desde cuando se practica. Esta situación que se complica día con día por lo que requiere y exige dedicarle el tiempo y esfuerzo. Los problemas que se originan con este delito son múltiples, pues en medio de una sociedad que busca insistentemente como obtener recursos para el bienestar de la comunidad y de la vida en familia e individual, se fugan en manos de unos pocos y se constituye un mal grande. 

Podemos mencionar entre algunos, como por ejemplo el alza en el costo de las primas de seguros, aspecto que no discrimina entre quienes obtienen lucro del seguro y aquellos que tienen conciencia del correcto uso de los seguros.

Los Equipos Antifraude en el sector asegurador, deben desarrollar un nuevo estilo de investigación en el que se utilicen las técnicas propias de una compañía de seguros desde el punto de vista doctrinal y técnico del concepto propio de los seguros, sin dejar de lado las técnicas de la criminalística y la criminología, desarrollando así un enfoque novedoso en los procesos investigativos del delito de fraude de seguros, situación que ha sido de enorme valor en repetidas ocasiones para el Ministerio Publico, dado lo especifico que resulta ser la materia de seguros.

No solo se debe analizar en forma particular cada reclamo que se recibe, como una forma de solventar el particular reclamo, nos interesa también establecer las causas (Criminología), identificando modus operandi y procedimientos del fraude (Criminalística) en cualquier seguro que administre la Institución, cómo se produce, quienes participan y formas de actuación para investigarlo, descubrirlo y denunciarlo.

Con la experiencia hemos desarrollado un conjunto de factores denominados “indicadores de fraude” que sumados a los que ya existen en el ámbito mundial, se constituyen en una herramienta útil, que ayuda a identificar cuándo sé esta, ante un posible fraude.

Es importante tener en cuenta que solo un porcentaje (en aumento) de los reclamos recibidos constituyen fraude, es decir se ha producido un delito, dentro de estos señalamos lo que son realizados con dolo, pero otros surgen como situaciones meramente circunstanciales, en los cuales el administrador valora o debe valorar la particular situación, previo a enviar al Ministerio Publico.

El Equipo Antifraude está en la capacidad técnica de resolver una cantidad muy importante de eventos que constituyen mera violación de orden contractual, naturalmente no se deja de lado, pues también causan un gran impacto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario