sábado, 4 de agosto de 2012

El Oficial de Cumplimiento en el la compañía aseguradora


Lic. Edwin Granados Ríos
Autor

La Criminología es una ciencia multidisciplinaria encargada de atender todo lo relacionado al fenómeno social que se denomina con varios términos, tales como “crimen organizado, delito y/o desviación social”; en vista de lo anterior, se vale de un sin número de conocimientos de otras especialidades tales como el Derecho, la Psicología, la Sociología, y otras más, para poder estudiar de forma integral el comportamiento humano y sus resultados, cuando el mismo se sale de lo llamado “normal” por la sociedad y requiere identificar patrones de comportamiento tendentes a la actividad delincuencial.

En el mundo de los seguros, hablar de fraude, delitos, conductas desviadas y más aún de crimen organizado e inclusive de legitimación de capitales, no es extraño y actualmente es un campo en el que intervienen de forma directa e indirecta muchas personas desarrollando modus vivendi que afectan el entorno social en el que se desarrollan tanto los individuos como las empresas aseguradoras.

En este contexto encontramos que efectivamente el negocio de los seguros también es vulnerable a las conductas que se desvían de las normas establecidas y reconocidas socialmente y hacen que el uso de éste recurso social orientado a la solidaridad pierda su espíritu, distorsionándose al ser usado por delincuentes para sacar provecho de las aseguradoras y de todos aquellos que son asegurados.

En virtud de lo anterior es un imperativo que las empresas de seguros pongan especial atención al estudio de individuos, que se han acostumbrado a lucrar con los seguros; pues su comportamiento hace que se vuelvan terreno fértil para las organizaciones del narcotráfico que desarrollan sus estrategias ante las aseguradoras y de la que se valen para obtener lucro ilegítimo con el uso de sus productos.

El fenómeno social llamado “crimen” se convierte en los casos de nuestro interés en “fraude o engaño” figura que algunos de los clientes pretenden aplicarle a las empresas aseguradoras, violando de forma deliberada el principio de “Buena Fe” existente en los seguros; para lo cual utilizan un sin número de acciones que también se encuentran tipificadas en la legislación antilavado, así como en la legislación contra el crimen organizado y las leyes penales de cada nación. Es así que a un fraude de seguros se le puede asociar con una serie de delitos que por separado son de difícil determinación por parte de las autoridades judiciales.

La existencia de conductas criminales en perjuicio de la sana administración de los seguros constituye una circunstancia evidente en la experiencia y realidad de muchas empresas dedicadas a la comercialización de los seguros. Considerar este aspecto como un factor taxativo del riesgo de los seguros es un hecho equivocado, pues está probado que en el mundo de los seguros el fraude le es inherente.

Sin embargo, en los últimos tiempos con el inminente riesgo de legitimación de capitales la situación ha variado, pues constituye un riesgo al que la entidad aseguradora no debe exponerse y al que lamentablemente se ve expuesto, sea por reclamos fraudulentos de gran cuantía o reclamos sistemáticos de baja monta. Lo anterior es un lujo al que ninguna empresa de seguros debe exponerse de cara a las sanciones que dispone la legislación y que constituiría un impacto sumamente serio en las finanzas de la empresa, lo cual justifica la necesidad de fortalecer de manera integral las acciones preventivas en los procesos de aseguramiento e investigación de reclamos mediante el diseño de una gestión integral.

Respecto al desarrollo de las áreas informáticas; las compañías de seguros han de incursionar en desarrollos que respondan a la medida, realidad y necesidad de sus circunstancias; así como a la realidad de un mercado en el cual se encuentre. Este cambio en la dinámica y desarrollo de herramientas tecnológicas deben complementar las acciones normales de control existentes en la tramitología de aseguramientos y reclamos de seguros.

En el ámbito internacional es conocido y se hace mención a la importancia de diseñar un perfil del asegurado defraudador; no obstante, es criterio del suscrito que esto no es típico como en otro tipo de actividades delincuenciales, en razón de ser una actividad elegida por cualquier tipo de actor social para su comisión; actualmente, hemos de ir más allá, manteniéndonos muy pendientes de los cambios en los hábitos y comportamiento de nuestros clientes.

De igual forma, hemos de mantenernos alertas de las personas que nos rodean; pues la conveniencia de identificar determinados factores y patrones de comportamiento nos podría evitar serios problemas en la probabilidad de actos ilícitos que fueren en nuestro perjuicio particularmente en virtud de las responsabilidades que determinan las leyes, esto demuestra la importancia y necesidad de elevar los procesos operativos de investigación y prevención a niveles más estratégicos, sin perjuicio de los primeros que siempre serán la base de información y análisis para la fase estratégica.

La entidades aseguradoras han identificado y aplicado criterios y métodos relativamente subjetivos de los cuales se pueden constituir y desarrollar métodos cuantitativos orientados al estudio de dichos criterios; esto asociado a la aparición de acciones deshonestas, algunas de ellas, totalmente intencionales y conceptualizadas como dolosas en las que principalmente podríamos ubicar los delitos cometidos por organizaciones que puede estar asociados a la Legitimación de Capitales y otras acciones delictivas. Desde el punto de vista de la criminología se valora la intención, profundidad del daño y oportunidad de cambio para él actor.

Con este panorama es que se debe desarrollar el trabajo de toda empresa de seguros; combinando esfuerzos para “prevenir, detectar y controlar los delitos asociados a los seguros”, en ese sentido, los criminólogos se valen de los conocimientos adquiridos y usados para afrontar otros delitos, siguiendo técnicas propias de la criminalística y la criminología.

Esto ineludiblemente debe ser en combinación con los conocimientos de otros profesionales en seguros; con el fin de detectar en forma temprana hechos ilícitos que puedan violentar el contrato de seguros y, a su vez, el patrimonio de la compañía aseguradora.

Es hora de ampliar el espectro de acción preventivo y de combate del crimen de seguros desde una óptica más estratégica y contrarrestarlo valorando las nuevas herramientas tecnológicas en proceso; así como, los nuevos regímenes jurídicos existentes.

La Oficialía de Cumplimiento en el ente asegurador

En el proceso de análisis y observación del tema de las Oficialías de Cumplimiento, me ha resultado sumamente interesante observar que la mayoría las entidades que por la naturaleza de su negocio la ley les exige cumplir con una estructura de cumplimiento, al momento en que se hace el perfil del personal para la Oficialía de Cumplimiento se orientan a contratar personal con formación en las ciencias económicas, administradores, contadores, auditores o financistas, aunque lo que requieren es personal con la capacidad de detectar patrones de comportamiento criminal.

No creo que del todo estén equivocando su accionar, pues éste perfil de personal efectivamente se requiere en las Oficialías; más aún, si la entidad es de carácter bancaria.

Sin embargo, considero que dicho personal debe cumplir y fortalecer un perfil orientado a la investigación criminal e ir más allá, siendo que lo que se busca es prevenir y detectar posibles actos de legitimación; en consecuencia se requiere entonces colaboradores con capacidad de “olfatear” el delito y sus más variados matices.

Debe entonces el oficial de cumplimiento cumplir con las siguientes habilidades y características:

-Tener la comprensión y el conocimiento de la definición de “análisis criminal”, así como de los tipos, funciones y procesos que cumplen los analistas de cumplimiento especializados en procesos que son inherentes a la operativa de las organizaciones criminales, pues del conocimiento de ello se deriva el poder estar en capacidad de identificar sus patrones de comportamiento.

-Ser un profesional con amplios conocimientos de las ciencias de la criminología, jurídicas, sociales, administrativas; debe estar capacitado para crear, ejecutar, dirigir modelos y equipos de investigación estratégicos de manera creativa y sistemática basados en fundamentos técnicos especializados.

-Ser capaz de definir y aplicar métodos y técnicas de investigación apropiadas para establecer el perfil de un posible delincuente que actué de forma individual u organizada y/o esclarecer la forma y circunstancias de un hecho, individualizar a sus participantes y el tipo de intervención de cada uno de éstos, determinando sus consecuencias económicas y/o administrativas y definir las pautas para la identificación, tratamiento y contención de los delitos asociados a la legitimación de capitales mediante la comisión de fraudes en los seguros.

-Saber resumir y analizar datos tanto cualitativa como cuantitativamente, empleando cálculos como la frecuencia, cambio porcentual, cruce de tabulaciones, medidas de tendencia central (media, mediana, moda), mediciones de variación (desviación estándar, varianza), y correlaciones.

Conocer los niveles apropiados de medición utilizados para apoyar el análisis táctico, estratégico y administrativo.

-Tener la habilidad para discernir, sintetizar, recordar y resumir información lógica y útil proveniente de diversos tipos de reportes, documentos de investigación u otras fuentes de investigación escritas.

-Poseer las habilidades de redacción necesarias para explicar información, elaborar conclusiones y/o hacer recomendaciones en un formato narrativo objetivo, pertinente, articulado y relevante para los respectivos reportes que son inherentes a su responsabilidad.

-Comprender los patrones de conducta (modus operandi) y las motivaciones de los delincuentes del crimen organizado. Comprender las teorías/influencias de los aspectos socios económicos, culturales, psicológicos, ambientales e históricos del comportamiento criminal.

-Tener la habilidad de reconocer y obtener data de diversas fuentes, analizar y resumir información, comprender la interrelación y aplicaciones posibles de estas variables a la data de la empresa para la cual labore en el contexto de las políticas inherentes a las leyes contra la legitimación de capitales y contra el crimen organizado, así como de las vías de solución de cara a los entes supervisores.

-Tener habilidad para desarrollar presentaciones verbales efectivas, directas e informativas que serán de utilidad para los procesos de capacitación que le corresponde, debe tener conocimiento y manejo de programas automatizados de apoyo audiovisual; la habilidad para manejar la participación de audiencias y el manejo del tiempo; así como, para responder preguntas de manera concisa y precisa.

-Identificar y difundir información relacionada con patrones de comportamiento criminal de manera tal que los reportes a la organización para la cual trabaja; así como, a las autoridades judiciales y entes supervisores puedan impedir, reducir y/o reprimir considerablemente, en el menor tiempo posible la comisión de la actividad delincuencial.

-Evaluar las variables de tiempo y lugar de eventos criminales pasados y relacionados para identificar la posible existencia de delitos emergentes, generando información valiosa de carácter preventiva.

-Ejecutar labores profesionales de investigación estratégica aplicando principios teóricos y prácticos de la Criminología, Estadística, Jurídica, Social y Administrativas aplicadas a la actividad aseguradora, requiriendo un nivel elevado de conocimiento, experticia e idoneidad para la identificación, tratamiento, control y contención de los delitos asociados a la legitimación de capitales ilícitos mediante el fraude a los seguros.

-Finalmente debe poder emitir criterios y recomendaciones administrativas vinculantes para facilitar la toma de decisiones de los niveles ejecutivos de la empresa (Administración Superior), a efecto de resguardar el patrimonio contra la acometida de los delitos asociados a la legitimación de capitales producto de la acción del crimen organizado y el fraude a los seguros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario